Estée Lauder y su crema antiedad Re-Nutriv

Estée Lauder y su crema antiedad Re-Nutriv

 Con el paso de los años es inevitable que se formen las primeras arrugas y para estar siempre perfectas, nada mejor que una crema que combata estos síntomas y que nos deje una piel hidratada y perfecta, así como un brillo especial.

 

Cremas antiedad

 

Claroque no sirve una crema cualquiera, sino que confiamos en las grandes marcas como es Estée Lauder. Para ello, nos presenta Re-Nutriv que contiene los ingredientes para lucir esa piel perfecta.

 

Modelos de campaña

 

Se presenta como una crema de lujo, ya que gracias a las últimas novedades, ha logrado concentrar todos los ingredientes para poder restaurar las pieles maduras del paso del tiempo.

 

Cremas faciales más caras

 

Gracias a su efecto lifting, la piel se volverá mucho más tersa y sus efectos serán visibles al poco tiempo de comenzar con el tratamiento. Dicho con otras palabras, el colágeno volverá a aparecer como en las pieles más jóvenes.

 

Cremas para evitar las arrugas

 

Para poder ver todos los resultados, hay que aplicar la crema tanto por la mañana como por la noche. No viene sola, ya que además, hay otros productos similares que la complementan.

 

Diferentes cremas para el rostro

 

Podemos estar seguras porque sirve para todo tipo de piel, así que, ya que no tenemos ninguna duda, lo mejor es comenzar a usarla para ver cuanto antes los resultados tan espectaculares.

 

Cremas faciales caras

 

Todo este lujo, además de estar en su fórmula, está en el precio que ronda los 200 euros, aunque la crema de contorno de ojos no supera los 145 euros...aunque en términos de belleza seguro que son bien invertidos.

Puntuar:
0.5 1 1.5 2 2.5 3 3.5 4 4.5 5
Nota actual:
5
  • Imprimir
  • Me gusta
  • Ver enlace
  • Puntuación
Compartir
Anuncios
Redes Sociales
Tags

Otras noticias interesantes ... Caprichos

Últimos comentarios

Todas las seccionesCategorías

RankingLujos más deseados

Casas de lujoJoyasModaMansiones de lujo
Contacto Aviso legal Publicidad